Lista de países sin impuestos en criptomonedas

Las criptomonedas han venido para quedarse, lo sabemos. Es ya una realidad que el uso de las criptomonedas está revolucionando el panorama actual y la manera en la que interaccionamos con el dinero, dejando en un segundo plano el dinero físico y dando protagonismo a las carteras digitales: dónde se almacenan nuestras criptodivisas. 

El auge de las criptomonedas 

El auge de las criptomonedas no se está dando solo en nuestro país, dónde ya hay más de 7.500 bitcoins en circulación, sino que su tendencia se está desarrollando a nivel global. El incremento de la compra y venta con estos activos se está dando de manera casi simultánea en muchos países del mundo. 

Debido, precisamente, a este incremento en el consumo de criptodivisas, los gobiernos de los diferentes países se han puesto las pilas para regular de alguna manera los movimientos que se realizan con ellas. Como en el caso de España, por ejemplo, dónde los movimientos con criptomonedas han sido obligados a incluirse en la declaración de la renta y a tributar por ellos. También en Francia, Reino Unido o Italia se han puesto manos a la obra con el pago de impuestos por el uso de estos activos. 

Sin embargo, hay en muchos países en los que se pagan impuestos bajísimos o directamente no se pagan por el uso de criptodivisas como medio para obtener beneficios. Bien sea porque todavía no se han puesto a trabajar en las posibles regulaciones o porque no lo consideran necesario, hay muchos lugares en los que es más fácil operar con criptomonedas que en otros. 

En algunos casos se trata también de países que, pese a tener muy en cuenta el auge de las criptomonedas, lo consideran como una nueva tendencia favorable para el consumo y el comercio y han decidido que no se tribute por ellas. Al menos, de momento. Es decir, son países en los cuáles las actividades con bitcoins están libres de impuestos para así beneficiar de alguna manera a sus consumidores y usuarios. 

A continuación, vamos a recoger una lista de aquellos países en los que las acciones con criptomonedas están libres de impuestos o dónde más bajos son a pagar en el caso de que haya que hacerlo. ¡Sigue leyendo! 

Países sin impuestos en criptomonedas 

Pese a que no cuenta con una regulación específica sobre el uso de criptomonedas, el gobierno sí que impone un impuesto a pagar sobre la renta personal cuando se declaren las criptomonedas. Más bajo que en España, el impuesto sobre la renta personal se cobra a una tasa del 10%, de modo que todas las ganancias obtenidas en las criptomendas están sujetas a un 10% de impuestos, mientras que las bolsas de criptomonedas, las empresas de trading/inversión de criptomonedas y las empresas mineras también están sujetas a un 10% de impuestos sobre sus ingresos. Por tanto, no podemos decir que Andorra esté totalmente libre de impuestos para los usuarios de las criptomonedas, pero sí que son más bajos que en sus países vecinos: España y Francia. Además, en Andorra no hay un impuesto a pagar sobre el patrimonio o la herencia, cosa que sí hay en otros países.

Lo que sí se da en todas las regiones es la obligación de convertir las criptomonedas a francos suizos, con la tasa de conversión que ofrece cada año la Administración Federal de Impuestos (FTA). De esta manera, según el precio medio de fin de año de la Administración Federal de Impuestos de Suiza o su precio de compra, se sabrá cuánto impuesto sobre el patrimonio se debe pagar. En Suiza sí es obligatorio pagar el impuesto sobre el patrimonio con las criptodivisas, pero dependerá cada año en su cantidad. 

Por otro lado, los usuarios que compran, venden o poseen criptodivisas para obtener beneficios personales están exentos de pagar impuestos sobre sus ganancias, pero los comerciantes profesionales registrados sí que pagan el impuesto sobre la plusvalía y compensan las pérdidas como una empresa paga los impuestos de sociedades. 

 No hay impuesto de ganancias de capital en las inversiones a largo plazo de Bitcoin, siempre que se mantenga por un periodo de 12 meses. 

Por otro lado, los profesionales que participan en la actividad comercial de las criptodivisas sí que están sujetos a algunos impuestos. Dichos impuestos se pagan en una escala móvil, en Portugal, aunque los profesionales que consideren la posibilidad de trasladar su residencia fiscal a Portugal también pueden beneficiarse del régimen fiscal no habitual que permite la exención y la reducción del impuesto durante 10 años para las personas de alto valor cultural o económico.

También, al igual que en Suiza, no hay impuesto sobre la ganancia de capital ni en la venta e inversión de activos digitales realizados con esta moneda. 

La única excepción que aplican es que las operaciones que se ejecutan en un mismo día con criptomonedas tienen la misma consideración que las acciones o divisas con dinero físico, lo que hace que haya impuestos a razón de ingresos comerciales a una tasa del 35%.

En esta lista hemos hablado de países que se podrían considerar “amigos” de las criptomonedas ya que, o bien están libres de impuestos para ellas o bien son inferiores al resto de países del mundo. 

Sin embargo, habrá que estar alerta a posibles cambios ya que el auge de los bitcoins también está llevando a que muchos países estén cambiando sus regulaciones o creando leyes que obliguen a los usuarios a pagar por realizar acciones con ellas. Al igual que las criptomonedas se mueven cada vez más rápido, también están en el punto de mira por los gobiernos de todo el mundo, que están a la espera de ver cómo afrontar este nuevo momento de la economía. 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Apúntate a la newsletter

Pronto lanzaremos la plataforma.
Apúntate y te informamos en el momento del lanzamiento.